NÓMINAS Y RRHH en Tiempos de COVID

Vuelvo al mundo de la Blogosfera y al universo de twitter, y es que tras 6 meses de pandemia tenia que desconectar un poco ya que la vida no me da para tanto… y durante este tiempo he tenido que ir superando una carrera de obstáculos que ha sido extenuante, pero ¡que caray! se saltan, se sortean y ‘palante

El COVID nos ha cambiado la vida, así, de un día para otro, el entorno sanitario se ha visto desbordado, pero este giro no sólo ha aumentado la presión laboral a Médicos, Enfermería, Auxiliares, Administrativos Asistenciales, Personal de Limpieza, ó Celadores, etc. sino también a los profesionales que trabajan en Nóminas y RRHH, esos profesionales de la Sanidad a quiénes no se ve pero que ahora también hacen un trabajo frenético ya que han tenido que enfrentarse a una crisis sin precedentes en lo que se refiere a volumen, a variables, a normativas nuevas, etc… y todo a contrarreloj, porque el plazo es el que es: A final de mes cobramos

Esto de la eventualidad y la itinerancia en Sanidad me sacó del mostrador y me llevó al Departamento de Retribuciones de toda una Gerencia Territorial que aglutina los Centros de Primaria de diferentes comarcas de mi provincia.

Se acerca el cierre de Nómina. Me encuentro con de un universo bullicioso de números, cálculos, “mails” y llamadas telefónicas. Y es que el COVID también lo ha cambiado todo en estos departamentos.

copyright: stevepb

Se han gestionado más Bajas Laborales que nunca; ha habido un extra de contratación temporal y se han de imputar las muchísimas horas extras que nuestros profesionales han hecho durante todos estos meses de pandemia. Son centenares de nóminas con muchas particularidades cada una y, mientras punteas, debes atender también las decenas de llamadas de profesionales que tienen o creen tener incidencias con su Nómina. 

La famosa PAGA-COVID (no exenta de polémica) con la que la Generalitat compensa el esfuerzo extra también ha originado un aluvión de reajustes de cálculos y de llamadas y correos de profesionales.

Esta paga se reparte entre l@s trabajador@s que estuvieron trabajando presencialmente durante la  parte más intensa de la pandemia, y se retribuye de acuerdo con la presencialidad durante el periodo “más calentito” si ha habido bajas laborales o reducciones de jornada se compensó y se retribuyó proporcionalmente, por eso no todo el mundo la cobró igual… y esto quizás no tod@s lo sabían y claro , ha originado muuuchas consultas telefónica. No obstante, esto es un encaje de bolillos y un trabajo arduo que en muchas ocasiones ha significado faena también extra y jornadas maratonianas para el personal No Asistencial de los Departamentos de RRHH y Nóminas.

Ha sido una experiencia intensa y potente dónde he conocido profesionales que lo dan todo y que trabajan a destajo. Que dominan, siempre accesibles y resolutiv@s para gestionar a tiempo todo aquello que pueda implicar tener la nómina bien calculada y a tiempo.

Desde aquí quiero visualizarl@s, son parte también de todo este engranaje del mundo sanitario a los cuales también el COVID les ha complicado y aumentado su carga de su trabajo: han tenido que ir gestionando, aplicando de una semana para otra sin que el sistema estuviera estratificado o pensado para esos conceptos y disposiciones nuevas.

Núrias, Neus, Alejandra, Mar, Vicenta… y mi admirada Lina,  sois las mejores; Profesionales con una capacidad de trabajo extraordinaria; resolutivas; siempre atentas; disponibles; serviciales ante cualquier llamada o reclamación sobre consultas de Nóminas, bajas, permisos, pluses, etc. Con todo ese aluvión extra de trabajo que este maldito virus ha originado, vosotras a tope;  y lo que resulta más sorprendente: todo eso con un buen clima de trabajo y amabilísimas siempre.

Sois un EQUIPAZO , ha sido un lujo a nivel personal y profesional haber trabajado a vuestro lado.

Pues hasta aquí mi “entrada” el día del 4º aniversario del Blog, agradeciendo y reconociendo la tarea de los compañeros menos “visibles” y no menos importantes.

Gracias Infinitas

OTRA VEZ EN LA CASILLA DE SALIDA

Ya había ganas de desescalada ¿verdad?  Mi realidad es que no lo he pasado del todo mal durante estos 2 meses de pandemia y confinamiento; he hecho teletrabajo  y mis días han estado muy ocupados. Ha sido un tiempo de teletrabajo, de deporte, de “chanllenges”, de Netflix en familia, de bailes, de vermouts virtuales, tiempo de observación… Me he deleitado fotografiando flores, pétalos, estambres, pistilos, gotas que impactan y pájaros que vuelan a ras de mi cabeza en la terraza. Y también la observación de esas flores silvestres en el campito que han crecido más de lo normal quizás por la poca suciedad ambiental.

Y todo eso a pesar de que en este  tiempo de pandemia tengo muchos frentes abiertos: la situación de delicada de salud de mi madre, el taladro eléctrico durante horas y horas en la fachada de mi edificio sin poder salir para evitarlo y la incertidumbre de mi contrato eventual. Temas que podrían alterarme pero que, asombrosamente, voy sobrellevando bien sin perder el control.

Hasta me pegué mis pequeñas “pateadas”, dentro de los límites permitidos, por la montaña cercana a mi  casa. Y las rutinas de fitness de Sergio Peinado de quién me he vuelto adicta. Así, feliz y conformada vivía yo…PCR.OKPero el domingo, después de la caminata a las 8:00 de la mañana, de atender a mi madre y poder pasear dentro del horario permitido me voy a casa, tomo el sol en mi terracita, siesta, Jitsy con buenos amigos debatiendo cositas de la vida, del alma… Y llamada inesperada del hospital: SOY POSITIVA en la PCR.

Quedo en estado de shock… ¡No puede ser, he hecho teletrabajo y me encuentro super bien, más enérgica que nunca.  Mi temperatura nunca supera los 35ºC, ni ahora tampoco. Lo primero que me viene a la cabeza es mi madre: justo esta mañana le he hecho sus higienes, imposible mantener el metro y medio, la he sacado a pasear, le he dado su desayuno. Si se lo he contagiado, HOUSTON HOUSTON tengo un problema grave.

Tras las primeras horas de shock vuelvo a la calma. Afortunadamente ESTOY BIEN, ningún síntoma, ni ella tampoco.

Sea como sea, dentro de esta excepcionalidad no me he bloqueado, la realidad es la que es y hay que reorganizarse: saber lo que es importante; exprimir los recursos personales; ejercitar otra vez la paciencia; tener claro que todo pasará y saber que una vez pase, a todos nos tocará analizar, aprender y sobre todo crecer para ser mejores personas y cómo no ! mejores ciudadanos.

Y eso es todo, mientras el país ya empieza la desescalada, aquí una que vuelve a la casilla de salida.

BALCONING

Pues eso… El confinamiento ha sacado a la gente de la calle y, como en todo, eso también tiene alguna cosa buena: han bajado la contaminación y los delitos.

Pero ¡ay, caray! Han despuntado otros conflictos: LOS VECINALES

coronavirusEn parte era previsible, andamos todo el día fuera de casa y en ocasiones no coincidimos con ciertas rutinas de nuestros vecinos, pero ahora que estamos las 24 horas dentro nos enteramos de todo: el vecino de abajo que pone su Home-Cinema con sonido Dolby Sorround y se pega maratones de series de acción; la vecina de arriba que ya está exhausta de tanto chillar a los niños para que no chuten más la pelota contra las paredes; el vecino de al lado que lleva 5 días haciendo bricolaje con la Black&Decker en mano redecorando la casa… Y claro, tú no te puedes mover de la tuya para evadirte de todo eso.

Y cuando llega la noche ese emotivo y merecido reconocimiento a los Sanitarios de salir a aplaudir, lo hago cada día, y en según que barrios cantan el “Resistiré”. ¡Genial!,  Emocionantes iniciativas,  pero hay quién aprovecha y se pega una fiestecilla  :  altavoces en el balcón, olor a “petas” y hasta los más atrevidos ponen en marcha la barbacoa portátil. ¡¡ Vamos un subgénero del famoso “Balconing” en un hotel de costa una noche de verano !!

coronavirus-4937226_1920 (1)
Gentileza:  Pixabay

A ver “un poquito de porfavor”. Esto va para largo y debemos tener un poco de contención, sino el tema del teletrabajo y del descanso va a ser inviable.

Ahora juega un papel importante el CIVISMO. Si hemos demostrado que somos capaces de hacer colas en el “super” manteniendo las distancias, callados, respetuosos, eso lo hemos de trasladar a la Comunidad. Igual mientras tú estás disfrutando a tope de tu Home Cinema a toda pastilla, el vecino de abajo está padeciendo el Covid-19 y tiene la cabeza como un bombo, le duele el cuerpo y solo quiere descansar, dormir y que pase esto cuánto antes. O tal vez la vecina de al lado está haciendo teletrabajo y necesita unos mínimos de concentración.

Sé que es difícil, pero seguro lo podemos conseguir. El miedo a contraer la infección, a toda esta incertidumbre, dónde no hay fechas claras de nada, con el miedo del impacto laboral y económico que nos pueda representar, todo esto junto, puede crearnos mucha tensión y hacernos muy susceptibles, pero hemos de poder comunicarnos con la intención de entendernos, sin crispación, si no, nos vamos a volver turuletas”.

Yo detecté a los 4-5 días la peligrosidad del tema y decidí sólo leer prensa por las mañanas y desconectar. Vamos que aparte de higienizar mis manos de manera compulsiva hago higiene mental, sino todo esto pasará factura.

Así que a ver si entre todos somos capaces de comunicarnos serenamente, con menos susceptibilidad y con el ánimo de salir de esto “MÁS SANOS y MÁS SABIOS” que diría el Dr. Angel Ruiz Téllez.

Ánimos y a cuidarse.

¡YA ESTÁ AQUÍ!

Lo veíamos como una cosa insólita, aislada, algo de lejos… Pero ya lo tenemos aquí, no han sido los marcianos no, quien ha aterrizado ha sido el COVID-19.

El mensaje de Pedro Sánchez me dejó K.O. y ya el viernes empecé a tener esa sensación vertiginosa de epidemia, empecé a sentir miedo y decidí ya no ver más noticias al respecto. Estoy acatando las medidas de protección y estoy intentando tomar distancia también mental, más que nada por mi salud, y creo lo estoy consiguiendo.

Lejos de lamentarme, de criticar a políticos, quiero decir ALTO y CLARO que este Coronavirus me ha traído muchas risas y  bonitas emociones.

El confinamiento al que estamos sometidos ha destapado lo mejor de las personas, la creatividad, el ingenio, el humor… He reído tanto, tanto… Reír, hasta dolerme el diafragma, hasta saltarme las lágrimas. Memes, vídeos por las RRSS con un ingenio desbordado, y eso es bueno y terapéutico.fotoperro

Con el COVID-19 también se ha generado una avalancha de iniciativas solidarias dirigidas a la población más vulnerable y que me hacen seguir creyendo en la condición humana:

  • Sanitarios en las RRSS ofreciéndose por privado para hacer consultas de salud.
  • Chicos jóvenes de Instituto ofreciéndose para pasear perros y hacer la compra a la gente mayor y personas de alto riesgo.
  • Hoteleros ofreciendo camas de hotel en caso de emergencia.
  • Y el famoso aplauso del sábado y domingo desde los balcones de las casas en reconocimiento a todo el personal sanitario… Fue muy emocionante, no sólo se aplaudía, se oyeron también vítores de ¡¡ BRAVO !! Os lo confieso, lloré de emoción mientras aplaudía.89702328_2519312878283039_8297455058673467392_o

Profesionales que delante del panorama y el escenario actual nos dicen que:  les ha tocado vivir una situación excepcional que les ofrece una gran oportunidad para aprender, equipos dónde se trabaja con buena actitud dándolo todo, con sensación de equipo, sin mirar horas y entregados.

Noticias extraordinarias y esperanzadoras de esta semana: Se inicia este lunes un Ensayo Clínico con pacientes que han dado positivo, se les dará un antiretroviral para bajar la carga viral y así no transmitir, y en el caso de los contactos, pues que no desarrollen la enfermedad. Este ensayo lo liderará un joven médico del Hospital Trias i Pujol de Badalona (Barcelona). ¿Veis que cuando hay ganas e interés todo puede fluir rápido? ¡Bravo!

frasecoronavirus

Pues sí, la situación es la que es, pero me quedo con lo bueno que ha traído este Coronavirus. Intentaré aprender de las lecciones: a replantearnos cómo vivimos, aprender a colaborar, a cambiar hábitos, a asumir retos y desafíos, a redescubrir placeres, a afinar el ingenio…

 

Igual soy un poco cándida pero corroboro lo que escribía Camus en  el libro LA PESTE:
“En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio”

¡¡Cuidaos!!

EFICIENCIA E INOPERANCIA

Después de dos meses y medio de Socio-Sanitario, mi madre ya está en casa.

El circuito al Alta, ha funcionado de maravilla. Ya al dia siguiente llamada desde su centro de salud para saber cómo estaba, lo del famoso PREALT vamos… Una buena coordinación entre los Hospital y Primaria para dar continuidad asistencial.

A través del aplicativo: La Meva Salut, contacto con su doctora para tratar temas referentes a medicación y ¡sin desplazarme!

Sin lugar a dudas: Circuitos y gestión eficientes.  

A los dos días, Médico Rehabilitador en su casa para hacer una primera valoración, y a los cinco días la fisioterapeuta que me llama para indicarme que viene ya pasado mañana para empezar la RHB.depencia

Todo a la velocidad del rayo… Sin  tener que reclamar ni gestionar nada.

La empresa que realiza la RHB domiciliaria es privada pero que tiene concierto con el CATSALUT.

Mejor imposible ¿no? Sanitariamente todo ha funcionado, pero con nota, ¡notaza!

Todo era demasiado perfecto… El pasado mes de noviembre y tratado con la Trabajadora Social del Socio Sanitario, decidimos hacer un cambio de Prestación PIA (Plan individualizado de Atención), pues ella ahora ya no podrá ir a un Centro de Día que tiene asignado, necesitará soporte domiciliario.

Ya ese mismo mes de Noviembre contacto con el SADEP para solicitar ese cambio, y ¡ay caray! Hablas con un Call Center que lo único que hace es recoger tus datos y comunicarte que “pasan nota…”

Y yo, que soy prudente, y que también me dedico a recoger mensajes, notas y quejas, no quiero presionar… Y a 30 de Enero, mientras redactaba este post, me llaman y me confirman que sí, que efectivamente mi 1ª llamada fue del 19 de Noviembre y que no me pueden ayudar en nada más. La Generalitat tiene que comprobar datos económicos de mi madre para poder realizar el nuevo plan PIA.

Anonadada estoy, a cuadros me quedo. ¿Que hay que esperar entre 2-3 meses para poder acceder a los datos económicos de una persona? ¿Qué han enviado una tortuguita mensajera a la Delegación de Hacienda por los datos económicos de mi madre? En la era del Internet, de todo al abasto sólo con un click; en una época en que accedemos a la Administración a través de identificaciones digitales como la firma CLAVE;  en el momento, en un tiempo dónde puedes conectar con tu médico y ver tu historial a través de aplicativos como el Canal Paciente… O renovar la demanda de empleo en el SEPE, o bajarte la vida laboral del INSS, o el borrador de Hacienda, el Padrón Municipal, van y me dicen del SADEP que tardan 2-3 meses para saber qué cobra mi madre… Lo siento, NOS ESTÁIS TOMANDO EL PELO. Quiero otra respuesta, esa no.

burocracia2
Ilustración: Fco.J.Olea

Me he ofrecido a aportar en persona, Certificado de Retenciones, Declaraciones de Hacienda, en esta misma semana, que yo vamos, facilito lo que sea. Pero me dicen que no. Creo se deben estar riendo todavía de mi propuesta.

Y yo, ingenua de mí, pensando que me dirían que si no se han firmado los presupuestos, que si ahora con las nuevas elecciones en mi Comunidad está todo en “stand-by” pues no: el problema es sólo que la Generalitat tiene que conectar para saber qué ha ganado mi madre en el 2019 y a partir de ahí ya me llamarán para tener la visita domiciliaria y organizar el plan PIA.  Inspiro, expiro y repetimos…

No me conformo con la justificación del Trabajador Social que me ha atendido:

“….Es el circuito y el tempus….. “ Como pacientes, usuarios, ciudadanos creo hemos de ir más allá y exigir eficiencia en los temas que sí se puede ser eficiente: y es agilizar trámites administrativos aprovechando que todo está colgado en la Red.  Es una cuestión de VOLUNTAD y de HUMANIDAD porque hablamos de #dependencia y #discapacidad y a falta de agilidad en las prestaciones lo que hay que cuidar sobre todo son las FORMAS.

Casi 200 años después del “VUELVA USTED MAÑANA” de Jose Mº de Larra, todavía hay administraciones que siguen con la misma inoperancia administrativa… ¡Y no pasa nada! Así nos va…